DIFERENTES CAMINOS

Como el Camino de Santiago no es una sola ruta de inicio, pero si de un fin común (Santiago de Compostela), es importante conocer las diferentes alternativas que hay y escoger la más adecuada para cada quien. Pero tiene que estar directamente relacionada con el TIEMPO DE DURACIÓN y la distancia que estés dispuesto caminar diario y en total.

RUTAS

Aunque existen muchas rutas, te mostramos las más comunes.

CAMINO FRANCÉS

0
kilómetros
La ruta más conocida y transitada. En general las etapas no son duras, excepto por los últimos 200 km ya en Galicia, con muchas subidas y bajadas.

CAMINO DEL NORTE

0
kilómetros
Posiblemente sea la primer ruta, con etapas muy bonitas, acantilados y playas, con etapas duras para las piernas, por ser parte de la sierra.

CAMINO INGLÉS

0
kilómetros
Se puede completar en 4 o 5 etapas, con buena disposición de albergues y una o 2 etapas con subidas exigentes.

CAMINO VIA DE LA PLATA

0
kilómetros

Una de las Rutas más largas. Excelente para hacer en Primavera, se pasa por calzadas romanas, muy calurosa y se pueden hacer etapas más planeadas. 

CAMINO PRIMITIVO

0
kilómetros
Es montañoso, basta ver la orografía, pero con suficientes albergues para planear las distancias.

CAMINO FINSTERRA

0
kilómetros
3 o 4 etapas para llegar a lo que se consideraba el Fin del Mundo y ver grandes atardeceres.

CAMINO PORTUGUÉS

0
kilómetros

Las etapas no son duras porque hay poco desnivel. Se pasan por muchos pueblitos y hay muchos lugares donde descansar. Recomendable para personas mayores desde Tui

De acuerdo a la cantidad de días que piensas dedicar a hacer el Camino de Santiago, dependerá la cantidad de etapas. 5 para hacer solo 100 km y obtener la Compostela. O si decides hacer alguna ruta desde inicio a fin o alguna intermedia.

Considero que este punto es el punto crucial para organizar el Camino de Santiago, ya que debes dedicar bastante tiempo a calcular, por la ruta que escojas, los kilómetros que quieras y puedas recorrer. En promedio se camina entre 20 y 30 km, por lo que tienes que escoger o calcular los lugares donde vas a pasar la noche, pero siempre dando un margen por si los albergues están llenos (dependiendo también la época del año), continuar al siguiente albergue con plazas disponibles. En promedio hay albergues cada 4.5 km.

También depende si llevarás cargando tu mochila con todo tu Equipaje o solo con lo indispensable y que un servicio de transporte tu mochila o maleta al siguiente punto. Veremos el detalle en varios puntos abajo.

De cualquier ciudad que escojas para tu punto de arribo a España, habrá transporte en camión hacia tu punto de partida, ya sea Madrid, Barcelona o el propio Santiago de Compostela, están muy bien comunicados a no mas de 5 o 6 horas de cualquier punto de
inicio.

TEMPORADAS DEL AÑO

Los meses de Diciembre/Enero a Abril, debes considerar que hará bastante frío y/o algo de
lluvia, incluso algunos lugares con todo nevado. Muchos albergues no dan servicio en esa temporada por la poca afluencia de Peregrinos o simplemente por no contar con calefacción.
También disminuyen los servicios de traslado de mochilas. Por lo que esta temporada invernal, será escogida por peregrinos más experimentados, que cargarán con sus mochilas,
más pesadas por la ropa más abrigada y el sleeping para menores temperaturas.

Mayo-Junio hasta Agosto, comprende la mayor parte del verano, más caluroso, más afluencia de peregrinos, sobre todo españoles, pero se camina más ligero, se requiere mayor hidratación, hay mayores horas de sol y muchos salen de los albergues antes del amanecer, para evitar las mayores horas del sol a plomo. Esto implica salir 5:30 o 6 am, mas frescos,
pero también sin luz, por lo que se necesitaría alguna lámpara para iluminar el camino y evitar resbalones peligrosos, por lo que podrías perderte también algunos paisajes, pero ganarías unos amaneceres como pocos en la vida. Los costos de llegar a España son más altos.

Septiembre- Noviembre es la temporada donde los extranjeros aprovechan para viajar al Camino de Santiago, ya que es la temporada más amable en cuanto a las temperaturas,
pocas o escasas lluvias (depende de la ruta). Un chamarra ligera por la mañana y un impermeable por si llovizna, son muy adecuados, un saco de dormir muy ligero es suficiente.
Como ya es temporada baja del turismo en general, los boletos de avión son más
económicos, sobre todo si los compras con tiempo.